martes, 7 de agosto de 2018

La casa

Nada tendría sentido si la casa no esperara a nuestra espalda. Quieta. Cualquier aventura tiene esa razón para el esfuerzo. Volver a donde hay una esperanza de reposo y un vaso de agua. Y contar la historia del mundo. Repetir una y otra vez la infancia, la juventud, y que las canas ofrezcan su oído. La casa hoy es una promesa. He pronunciado esa palabra y el guerrero ha vuelto a conmoverse.

martes, 31 de julio de 2018

Tentación

Entre las tentaciones, hay una que vigilo en mí y observo en los demás: la que niega lo que no conoce, no tiene o ha perdido. Cuando las cartas, a veces buenas, a veces malas, no son las deseadas, una va y rompe el juego: eso no existe, eso no pasa, eso es mentira. Asoma una rendición amarga en el corazón, una veta oscura en la mirada, una piedra soberbia en la inteligencia y una sospecha desesperada de la verdad. Es una tentación negar el misterio, el milagro y la Providencia.

viernes, 27 de julio de 2018

Transformación

Esta tristeza mía era esperanza. Lucía llena de aire, agua y posibilidades. Se ha ido al traste. Ahora tengo una tristeza que fue aire, agua y posibilidades. Una tristeza preciosa.

jueves, 26 de julio de 2018

Santa Ana

El día de un nombre pasan muchas cosas. A veces las fiestas indican el principio. Y a todo eso sólo le vemos la celebración. Habrá un día del nombre, quizá hoy, donde pase algo. Un fracaso pequeño, quizá. Sí, he dicho quizá, pero es bastante probable. Una derrota mínima en el centro del corazón. Y mientras los ángeles celebran un nombre caminaré por la playa sabiendo que no siempre se gana. Esta frase es tan obvia que pasas el resto de la vida repitiéndola. La verdad hay que decirla muchas veces. Nos gusta olvidar las batallas perdidas. 

miércoles, 18 de julio de 2018

Silencio

Toma la brisa, el crepitar de la espuma, la sombra en los días de sol. Mi propuesta es la del silencio. ¿Quién querría escuchar una palabra que no se dice? A veces imagino que tú eliges una mirada o un gesto distraído fuera del mundo. Musito la nada y milagrosamente tú escuchas algo.

martes, 12 de junio de 2018

Lluvia

El cielo llevaba el agua fresca hacia la ciudad. Yo le acompañaba al volante, cambiando de carril, poniendo los intermitentes, frenando antes de entrar en las curvas. El paisaje en el espejo era un sol concentrado y naranja, agachando lo que quedaba del día. La música hablaba de otras cosas, mi mano reposaba en el cambio de marchas. Iba tras la lluvia, dirección a casa.

miércoles, 30 de mayo de 2018

Gracias aleatorias

Quisiera escribir alguna alegría. Tengo muchas. Sin embargo, casi siempre llego al blog con una voz afectadísima. Lo achaco a la falta de constancia. Venir sólo cuando apetece obliga a que el talento -hijo del trabajo- brille por su ausencia. Decido seguir autocrítica: aparezco, dejo alguna puntada sobre escritura o poesía, y hasta la próxima. No sé cuántos pasáis por este sencillo día, pero os doy las gracias. A veces la alegría es compartida y cosa vuestra.