sábado, 17 de agosto de 2019

Confesiones de libro

Hablo con los libros siempre por escrito, en anotaciones. Fuera de esa intimidad ya no hay conversación. No cito a nadie de memoria, nunca he obtenido una aprobación de la galería poética por mi perspicacia de relacionar un poema con otro, me quedo en blanco cuando llega la pregunta de mis favoritos. Hay más. Mejor dicho, menos: apenas puedo narrar cronológicamente la vida de Juan Ramón Jiménez, apenas me sale un verso para demostrar públicamente mi devoción. Y mira que me ha conmovido y lo he leído. Todo lo que tenía que decir sobre un poema o un párrafo, todo lo que tenía que hablar con un poeta o un escritor, ha quedado entre nosotros, en sus hojas. Por ahí andan mis garabatos, a la orilla de sus letras.

viernes, 1 de febrero de 2019

martes, 7 de agosto de 2018

La casa

Nada tendría sentido si la casa no esperara a nuestra espalda. Quieta. Cualquier aventura tiene esa razón para el esfuerzo. Volver a donde hay una esperanza de reposo y un vaso de agua. Y contar la historia del mundo. Repetir una y otra vez la infancia, la juventud, y que las canas ofrezcan su oído. La casa hoy es una promesa. He pronunciado esa palabra y el guerrero ha vuelto a conmoverse.

martes, 31 de julio de 2018

Tentación

Entre las tentaciones, hay una que vigilo en mí y observo en los demás: la que niega lo que no conoce, no tiene o ha perdido. Cuando las cartas, a veces buenas, a veces malas, no son las deseadas, una va y rompe el juego: eso no existe, eso no pasa, eso es mentira. Asoma una rendición amarga en el corazón, una veta oscura en la mirada, una piedra soberbia en la inteligencia y una sospecha desesperada de la verdad. Es una tentación negar el misterio, el milagro y la Providencia.

viernes, 27 de julio de 2018

Transformación

Esta tristeza mía era esperanza. Lucía llena de aire, agua y posibilidades. Se ha ido al traste. Ahora tengo una tristeza que fue aire, agua y posibilidades. Una tristeza preciosa.

jueves, 26 de julio de 2018

Santa Ana

El día de un nombre pasan muchas cosas. A veces las fiestas indican el principio. Y a todo eso sólo le vemos la celebración. Habrá un día del nombre, quizá hoy, donde pase algo. Un fracaso pequeño, quizá. Sí, he dicho quizá, pero es bastante probable. Una derrota mínima en el centro del corazón. Y mientras los ángeles celebran un nombre caminaré por la playa sabiendo que no siempre se gana. Esta frase es tan obvia que pasas el resto de la vida repitiéndola. La verdad hay que decirla muchas veces. Nos gusta olvidar las batallas perdidas. 

miércoles, 18 de julio de 2018

Silencio

Toma la brisa, el crepitar de la espuma, la sombra en los días de sol. Mi propuesta es la del silencio. ¿Quién querría escuchar una palabra que no se dice? A veces imagino que tú eliges una mirada o un gesto distraído fuera del mundo. Musito la nada y milagrosamente tú escuchas algo.