viernes, 23 de octubre de 2009

¡Qué difícil es decir lo que piensas!

- ¿Qué opinas de...?
- Pues que...
- A sasdf fkjkfdj efjsdkfj
- Ya... No sé.
- S dfjdfhsdf fsjdfhsdjf dffsdjf
- Pero es que..
- S adjfid fdsfj
- Bueno, sí, pero..
- Dfjhdsjfh sdjfsdf
- No lo creo.
- ¿nbfdhsdbfsdjflsd dfndsnf?
- En mi opinión..
- Jsdfj gjfjg dfgjdf ¡sdfnjjsdnf!
- Puede ser pero..
- ¡Escucha!

4 comentarios:

que se cae la abuela... dijo...

- Si, opino lo mismo
- ikjweijndosfnfpaed
- ¿para qué?
- Eso, para que...

Anónimo dijo...

Es difícil si no hay confianza, si no hay compenetración. Cuando alguien es "ese alguien" no es difícil ni tan siquiera hablar de lo infinito, aunque la vida se vea distinta. Es más complicado saber escuchar, la gente habla demasiado sin decir nada.

Anónimo dijo...

mierda

Anónimo dijo...

wihjkhjkdhjkxzfhdjfukjhjkhfjkzhjkghxjkdbzvjkzvhjkzchvjkhzcf<ijsdpeaiuroi ÌSJD DISHUFOGHDS<IDHÑiHdhihhwSHOIEAADDXXdfsgcfgfghbgdf